miércoles, 17 de octubre de 2007

PELIROJA , GREÑUDA , APESTOSA


Aunque la principal sustancia psicoactiva del cánnabis es el THC (tetrahidrocannabinol), la planta contiene en total cerca de 60 cannabinoides (entre estos: cannabinol, cannabigerol, cannabicromeno, cannabiciclol), que se presenta en muchas variedades, siendo la más activa la delta-9-THC. La delta-9-THC se fabrica de forma sintética como fármaco llamado dronabinol y se usa en investigación y en ocasiones para tratar las náuseas y los vómitos asociados a la quimioterapia anticancerosa. La complejidad de esta mezcla ha producido especulaciones sobre la diferencia de efectos en el organismo, a los que, en opinión de algunos, se han supuesto beneficiosos. Otros alcaloides principales son el CBD o cannabidiol (narcótico) y el CBN. Los porcentajes entre estos tres alcaloides influyen en la manera en que cada planta influye en el cerebro humano.

Estructura del Tetrahidrocannabinol
Estructura del Tetrahidrocannabinol

El Cannabis “normal” contiene habitualmente entre 0,5 a 5% de THC dependiendo de las diferentes técnicas de cultivo (desde el cultivo en huerta, pasando por el cultivo en macetas (luz natural o artificial) hasta el cultivo hidropónico). Las variedades desarrolladas por los bancos de semillas tienen un nivel de THC más alto, llegando las variedades más potentes al 24% de THC.

El contenido en THC depende de la genética de la planta y de las condiciones ambientales en las que se desarrolla, siendo los polihíbridos comerciales los que alcanzan mayores concentraciones de alcaloides.